15 de noviembre de 2016

Con los números en contra, Macri refuerza su presencia en la Provincia para asegurarse 2017

Por La Tecla

Con el objetivo puesto en las elecciones de medio término, el Presidente bajó al Conurbano en tres oportunidades durante la última semana. Desde Casa Rosada pidieron “no descuidar la Provincia” ya que un triunfo en Buenos Aires les aseguraría una victoria a nivel nacional. La buena imagen de Vidal, como punto determinante.

En los últimos cuatro días, el presidente Mauricio Macri se mostró tres veces en el Conurbano bonaerense y junto a la gobernadora María Eugenia Vidal. El sábado, estuvo de recorrida por el distrito de Suipacha, en donde encabezó un nuevo timbreo nacional de Cambiemos.

Este lunes, en tanto, inauguró una obra en la localidad de Lanús, comandada por el intendente Néstor Grindetti, uno de los hombres más cercanos al Presidente; mientras que este martes acompañó a su primo y jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, en la puesta en marcha de la nueva estación Aristóbulo del Valle, perteneciente a la línea Belgrano Norte.

La agenda del mandatario no es casualidad. Semanas atrás, desde Casa Rosada bajaron línea para que tanto las primeras como las segundas líneas, refuercen su presencia en la Provincia. Es que, como saben, una victoria en terreno bonaerense podría asegurarles el triunfo electoral en 2017.

No obstante, Macri no cuenta con una buena imagen en la región, especialmente en el Conurbano. En los últimos días, un estudio realizado por la consultora Articulat Consulting, al que La Tecla.Info pudo tener acceso, dio cuenta de un nuevo rechazo a la gestión presidencial en el cordón urbano. Más precisamente, los mil casos relevados en Hurlingham señalaron que el gobierno nacional cosecha una desaprobación del orden del 52 por ciento.

Asimismo, el análisis arroja que el impacto negativo no solo se da en la imagen de la gestión. A su vez, las políticas económicas que lleva adelante Cambiemos son consideradas por un 47 por ciento de los encuestados como negativas y que llevan a una crisis económica.

En la misma línea, la percepción social en la imagen del Presidente llega al 43 por ciento en los valores positivos y a 57 puntos porcentuales en la descripción negativa. Por el contrario, la aprobación de la gobernadora María Eugenia Vidal es cada vez mayor.

De acuerdo al estudio de Grupo de Opinión Pública su imagen positiva alcanza el 66% y se impone sobre el diputado nacional y líder del Frente Renovador, Sergio Massa y de su colega Margarita Stolbizer.

La buena imagen de la presidenta del PRO se refleja también en que el 31,8% la considera como la política más creíble, por encima de Daniel Scioli, Massa y Stolbizer. Otro punto a favor de la gobernadora es que, exceptuando al presidente Mauricio Macri, la consideran como la figura más importante del frente Cambiemos.

Fuente: La Tecla