17 de diciembre de 2014

Tierra del Fuego busca al sucesor de Fabiana Ríos en medio de un caos electoral

Por Marcos Cittadini

Aquejada por serios problemas en áreas sensibles como Salud y Educación, la gobernadora de Tierra del Fuego Fabiana Ríos pospuso para bien entrado el año que viene el fijado del calendario electoral provincial. Según la justicia, los fueguinos podrían encontrarse en el cuarto oscuro con más de 100 boletas por la cantidad de partidos que se presentan y los estamentos que se votan.

Hace unos días, Ríos debió reconocer públicamente el deterioro en el sistema de Salud durante sus dos mandatos, aunque aseguró que espera una mejora, a partir de los nuevos sistemas de contrataciones y obras de infraestructura en marcha. El año pasado se produjo un conflicto en el que los docentes de la provincia (el mismo sector gremial del que proviene la gobernadora) mantuvieron tomada la casa de Gobierno provincial durante una semana.

El reflejo de estos problemas de gestión en la imagen de la gobernadora es lo que, para muchos, la hace especular a la hora de fijar la fecha de elecciones. Ríos podría decidir bien entrado el año, recién en abril, de acuerdo con los plazos que le permite la ley. La dilación, cuentan en Ushuaia, se debe a la necesidad de ver si la intención de voto a Ríos como intendenta de la ciudad más austral del mundo repunta. Tampoco las tiene todas consigo el oficialista Partido Social Patagónico a la hora de encontrar candidato a Gobernador. Aunque el número puesto es su vicegobernador, Roberto Crocianelli, las encuestas también son aciagas para él y los problemas en su propia salud que lo han acompañado a lo largo de su gestión hacen dudar a algunos.

En el Frente para la Victoria las cosas no son más simples. La senadora Nacional Rosana Bertone busca revancha de la inesperada derrota en la segunda vuelta de 2011 y marcha primera en las encuestas. Nada hacía vislumbrar que tendría problemas para erigirse como candidata pero otro senador, Julio César Catalán Magni, parece dispuesto a enfrentarla. Los desacuerdos surgieron primero por los apoyos dentro de la provincia y luego, por el posicionamiento nacional. Bertone está más cerca de Daniel Scioli y el "pingüino" Catalán Magni tiene un muy buen entendimiento con Florencio Randazzo. Pero lo cierto es que la rencilla ya se dirime abiertamente. Mientras los seguidores de Bertone recuerdan en sus críticas que el ex automovilista vive desde hace mucho tiempo en la localidad bonaerense de Arrecifes, Catalán Magni golpea donde más le duele a Bertone: "que Rosana sea candidata por tercera vez sería un final anunciado. Ya, con dos derrotas, es tiempo de renovación".

A comienzos de diciembre, se anunció un acuerdo electoral entre el Movimiento Popular Fueguino (MOPOF) y la UCR que consagraría al actual intendente de Ushuaia, Federico Sciurano como candidato a Gobernador de la alianza. De buena imagen en toda la provincia y con una gestión vistosa, Sciurano es para muchos, el enemigo a vencer si el Partido Social Patagónico o el Frente Para la Victoria quieren ganar. De cualquier modo, el acuerdo ha dejado heridos. Entre ellos, el senador nacional Jorge Garramuño que, seguramente, se presentarán como precandidato por dentro o por fuera del MOPOF. La interna entre Garramuño y el presidente del partido, Jorge Lechman, a esta altura es una guerra, con insultos públicos y pases de factura cotidianos. Mientras Lechman lo trata de "maricón" en los medios provinciales y lo acusa de querer acordar con el Frente para la Victoria, Garramuño contesta denunciando negocios espurios y pactos para apoyar a Sergio Massa a nivel nacional. Es que, como en otras latitudes (Tucumán y Jujuy, por ejemplo) una parte de la UCR fueguina ve con buenos ojos un acercamiento al tigrense. Otros radicales, como el intendente de Río Grande, Gustavo Melella, prefieren administrar su buen caudal de intención de voto lejos del Frente Renovador. Melella, en contra de sus correligionarios opinó hace unos días que Massa propone "volver a una economía de los 90, volver a las importaciones, atacar a la industria de Tierra del Fuego... no defender la lucha del narcotráfico"

El panorama político fueguino no está del todo definido. Una encuesta de la consultora nacional Articulat Consulting realizada a 1.000 fueguinos muestra que los políticos con mejor imagen son Rosana Bertone, Gustavo Melella, el intendente de Ushuaia Federico Sciurano, y los senadores Jorge Garramuño y Julio César Catalán Magni. En cuanto a los dirigentes con mayor imagen negativa, la lista la encabeza la gobernadora Fabiana Ríos, Bertone, el diputado nacional Rubén Sciutto y el vicegobernador Roberto Crocianelli.

Fuente: El Destape